Julio, 2015

Justo en la llegada del verano, y con el buen tiempo, os traeremos un nuevo evento cargado de sorpresas. Estamos últimando los detalles del programa. Suscríbete al newsletter para no perderte nada.

Enero, 2014

Lanzamos la web y la abrimos al público. En breve añadiremos nuevos contenidos.

¿Reparaciones en casa? Mejor un electricísta profesional

Alguna vez te has preguntado qué debes hacer cuando en tu casa sufres una avería en la ducha, o a quién tienes que llamar cuando el cuadro eléctrico no para de saltar? No te preocupes, nosotros te damos unas directrices rápidas para que no tengas que estar en tu casa perdiendo agua por una mala junta en la ducha o para que no tengas que estar mirando al infinito si la casa se marca un fundido a negro por culpa de un fallo en la red eléctrica.

Normalmente, la mayoría de pequeños problemas que surgen en un hogar pueden ser resueltos por cualquiera de nosotros, siempre que tengas algo de idea del tema que vas a tratar, porque no es lo mismo limpiar las canaletas de tu tejado, por lo que solo has de coger una escalera y calzarte tus guantes y limpiar la suciedad allí acumulada, no debes tener nada de reparo en coger esas hojas y tirarlas a la basura. Otro de los problemas más típicos que nos pueden asaltar en nuestras casas suelen ser la "muerte" de algunas de nuestras bombillas, es la típica reparación fácil y que no da problemas nunca, o casi nunca.

Cambiando del formato eléctrico al agua, otra de las reparaciones que podemos hacer y con la cual incluso podemos jugar, es la de cambiar elementos de nuestra ducha, como la "alcachofa" o revisar las juntas y esas gomillas que llevan dentro, si estas se desgastan, nuestra ducha desperdiciará el agua por litros y claro está, eso es un gasto para nosotros y un derroche que nuestro planeta sufrirá finalmente; el caso es que revisando las conducciones externas de agua podemos ahorrar y estas gomas que hacen de la conducción un lugar estanco donde no se pierde el agua no cuestan más allá de tres euros. Otra de las pequeñas reparaciones que podemos hacer en la ducha para evitarnos empantanamientos innecesarios es colocar esa chapa con forma de colador, parece algo muy rudimentario y nada glamuroso, pero su efectividad está más que probada y es que si se pone este freno, las grandes cantidades de pelo que pueden entrar en los tubos de desagüe son mínimos y podemos evitar ver matojos en las tuberías y que el agua sucia que creíamos se habÌa ido, vuelva a tocar nuestro cuerpo.

Esperamos que estos pequeños consejos os ayuden a poder ahorrar un poco arreglando por nosotros mismos los problemas cotidianos que puedan aparecer, pero recordad que nosotros no somos expertos en reparaciones y que para eso, tenemos a nuestra disposición a profesionales que lo harán para que nosotros no nos accidentemos.