Julio, 2015

Justo en la llegada del verano, y con el buen tiempo, os traeremos un nuevo evento cargado de sorpresas. Estamos últimando los detalles del programa. Suscríbete al newsletter para no perderte nada.

Enero, 2014

Lanzamos la web y la abrimos al público. En breve añadiremos nuevos contenidos.

Algunas ideas para colocar cuadros y láminas

Uno de los elementos que más encanto y personalidad proporcionan a una casa son sin duda los cuadros, pósters y láminas que tengamos en ella. Y, por supuesto, el cómo enmarcamos y colocamos estos objetos de decoración es casi tan importante como aquello que representan. Por eso vamos a daros hoy algunos consejos para enmarcar vuestros cuadros y láminas de la mejor manera.

El primer consejo, que puede parecer un poco tonto pero casi ninguno hacemos, es colocar los cuadros primero sobre el suelo (cuando hablemos de una composición de varias cosas a colgar) para ver si la composición o el lugar donde los pondremos es el adecuado.

Uno de los errores que se cometen con mayor asiduidad, es colocar los cuadros en lugares demasiado altos o demasiado bajos, cuando siempre tenemos que intentar, tanto en el caso de ser una composición o un cuadro o lámina solos, que estos estén a la altura de los ojos o un poco más abajo, para que quede a una buena altura cuando quien lo mira está sentado.

Cuando tenemos varios cuadros pequeños, debemos hacer siempre una composición en la que los de mayor importancia ocupen un lugar destacado. Si se trata de un solo cuadro grande, lo colocaremos en solitario o junto a cuadros y muy pequeños y debe ocupar un lugar destacado en la pared. No conviene en ningún caso que un cuadro pequeño esté colocado en una gran pared en solitario.

Si vamos a colocar un cuadro sobre un mueble, este debe estar como mínimo medio metro por encima del mismo, pero nunca pegado al mueble (a no ser que esté directamente posado sobre él) ni, por supuesto, demasiado cerca del techo. Otra de las reglas sutiles pero importantes para lograr un buen efecto es que el cuadro no debe ser más ancho que el mueble que hay debajo. En cuanto a alinearlo con el centro del mueble o colocarlo más cerca de los extremos, eso es algo que depende ya de los muebles y cuadros que haya alrededor, pero eso sí: si está en el medio que se note y si está en un extremo también, pero no debemos colocarlo en “tierra de nadie”.

El llenar una habitación con cuadros y láminas es algo que puede llegar a agobiar, por eso debemos tener en cuenta que como mínimo debe haber un 50% de la pared que esté libre de adornos y cuadros.

Por último, combinar tipos de marco es algo que siempre queda bien y le da un toque ecléctico a la decoración que siempre queda chic, elegante y cogedor, por lo que no debemos dudar en hacerlo.